Presidente Hernández expresa preocupación por nuevo Código Penal y plantea revisarlo

· Señala artículos relacionados con la criminalidad.

· La relación con Estados Unidos “está súper bien”, destaca el mandatario.

· EEUU considera a su Gobierno como un “socio confiable”, subraya.

· “Voceros de narcotraficantes” lo ligan a ese delito y conspiran contra él, dice.

· “Cuando yo impulsé la extradición nadie quería hablar de eso, ni de las maras y pandillas”, recuerda.

· Si le tocara volver a implementar medidas fuertes para liberar el país del narcotráfico, crimen organizado y maras y pandillas “volvería a hacerlo”, añade.

Tegucigalpa, 17 de septiembre. El presidente de la Republica, Juan Orlando Hernández, expresó hoy su preocupación por el nuevo Código Penal y se sumó a sectores que plantean su revisión, al tiempo que destacó que la relación con Estados Unidos “está súper bien”.

El gobernante también afirmó que no descarta que haya empresarios nacionales o internacionales vinculados a una conspiración de narcotraficantes contra él en respuesta a medidas que ha impulsado, como la extradición.

Hernández fue el invitado de este martes en el programa Al Banquillo, de Canal 3 (TSI), que dirige el periodista Rosendo García, con quien habló de diversos temas de país, la reciente celebración de las Fiestas Patrias, el próximo juicio contra su hermano, Juan Antonio Hernández, su lucha contra el narcotráfico y las maras y pandillas, y las extradiciones, entre otros.

El Presidente calificó como “espectacular” el desarrollo de los desfiles patrios, donde se conjugaron el civismo, el fervor y el amor a la patria; el Estadio Nacional “retumbó” de alegría y de entusiasmo.

“Esto que vivimos recientemente no lo vivíamos hace seis a siete años”, recordó.

Juicio y mezquindad

Sobre el próximo juicio de su hermano Juan Antonio Hernández, que supuestamente se iniciará el próximo 2 de octubre en una corte del Distrito Sur de Nueva York, el mandatario dijo: “Quiero ser muy cuidadoso en lo que voy a decir; quisiera que este sea un juicio lo más imparcial posible y evitar cualquier injerencia con mis opiniones”.

“Voy a referirme en primera instancia en mi condición de Juan Orlando Hernández, ciudadano, hermano, padre de familia, hijo, y dejar a un lado mi condición de Presidente”, expresó.

“Ha sido una situación difícil, dura para mi familia, particularmente para mi madre; no ha sido fácil, para mis sobrinos en general y para los hijos de Tony. Es un caso que uno no se lo quiere desear a nadie jamás, pero la vida es así y tenemos que enfrentarla”, añadió.

Aseguró que por el hecho de ser Presidente este tema mucha gente lo utiliza “mezquinamente” para tergiversar la realidad y atacar a mansalva, sin pensar en el daño al país y el daño que le hacen a otro ser humano.

“Esa mezquindad deteriora y genera impacto negativo en la sociedad” a cualquier nivel, no exclusivamente por el tema de su hermano, dijo el Presidente, quien señaló que “cuando de la justicia se quiere hacer un linchamiento no es justicia”.

El mandatario reiteró que existen principios y valores que no se pueden obviar, como el principio de inocencia, y que “nadie puede estar por encima de la ley y eso nos obliga a someternos a cualquier investigación”.

Reconoció que se trata de una situación compleja porque quienes sirven de testigos son los principales afectados por decisiones que tomó desde que empezó a ejercer la Presidencia de la República y también cuando estuvo en la Presidencia del Congreso Nacional, como las extradiciones.

“Todos los 40 que se han ido extraditados tienen algo en común: no me quieren ver ni en pintura” porque antes aquí operaban a sus anchas; tenían bajo su mando a la Policía, participaban con empresarios nacionales e internacionales” en el narcotráfico, puntualizó

“Cuando yo impulsé la extradición nadie quería hablar de eso”, recordó, “ni de las maras y pandillas”.

Al momento de implementar estas medidas sabía que venían momentos complejos y la oposición en el Congreso Nacional se lo advirtió, al tiempo que se opuso, pero “no pensé que me iba a tocar gente tan cercana”, indicó.

Refirió lo que ha vivido a nivel familiar, como “la muerte de Hilda. Yo converso con mi madre, yo la escucho y es difícil, es doloroso”, recalcó, al recordar la tragedia de su hermana Hilda Hernández, ministra asesora de Estrategia y Comunicaciones, fallecida en un accidente aéreo en 2017.

El mandatario dijo que su hermano Juan Antonio Hernández sabrá qué responder durante el juicio y que el “revanchismo” que protagonizan los opositores “solo es para tratar de bajar las penas”.

Hernández calificó como “voceros del narcotráfico” a quienes lo ligan a ese delito y dijo que “no se tocan los hígados” para aprovechar cualquier circunstancia y “tirar veneno”, y que son parte de un mismo accionar para conspirar contra él.

“Yo no descartaría que parte de la conspiración pasa por miembros de la empresa privada nacional e internacional”, señaló.

El gobernante aseveró que si le tocara volver a implementar medidas fuertes para liberar el país del narcotráfico, el crimen organizado y las maras y pandillas “volvería a hacerlo”.

Relación con Estados Unidos

El mandatario calificó la relación con Estados Unidos como una relación de “respeto y confianza”, y dijo que a su Gobierno ese país lo considera “un socio confiable”.

Destacó que el Gobierno de Estados Unidos le dio “el beneplácito en tiempo récord” a la embajadora designada por Honduras, la excanciller María Dolores Agüero, quien este martes presentó sus cartas credenciales al presidente Donald Trump.

El nivel de relaciones con Estados Unidos “está súper bien”, dijo el mandatario; “estamos trabajando en el tema de seguridad y construir oportunidades a corto, mediano y largo plazo”.

Dijo que el tema migratorio es mundial y que el presidente Trump llegó con un compromiso y Estados Unidos ha definido como nación una política al respecto.

Economía

En temas económicos, el presidente Hernández se refirió al incremento de 21.000 millones de lempiras en el Presupuesto General de la Republica, que ya está en manos del Congreso Nacional, y explicó que más del 80 % de ese monto son ganancias provenientes de los institutos de previsión.

Eso es algo “positivo”, dijo el mandatario. “Hemos reducido impuestos”, y se destaca que la deuda está dentro de las mejores prácticas mundiales. El 75 % es para construir carreteras.

Dijo que le preocupa el tema de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica y lo calificó “como el principal problema en temas financieros”, pero anunció un programa agresivo para reducir el consumo de energía y que la separación de la empresa en tres rubros es parte del sistema de recuperación.

Hernández reiteró el reconocimiento a los maestros, hoy que se celebra su día, y pidió al Congreso Nacional la aprobación de la Ley de Alivio de Deuda, para beneficiar a más docentes y además a empleados del sector público y privado que están altamente endeudados .

Otro tema que le preocupa, dijo Hernández, es el Código Penal, porque “van artículos que tienen que ver con la criminalidad”, por lo que hay que revisarlo profundamente y tomar decisiones, apuntó.

Sobre los temas de política y surgimiento de aspirantes presidenciales, dijo: “En eso no me meto” porque, aseguró, todos son sus amigos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *