Hondureño retornado: Las caravanas no son nada bueno, no se vayan.

San Pedro Sula, 22 de enero . No arriesgar su vida en una caravana que los lleva directo al fracaso es el llamado que hicieron hoy migrantes retornados  a los hondureños que tienen intenciones de viajar de forma irregular a los Estados Unidos.

Las autoridades hondureñas indicaron que entre martes y miércoles han retornado 752 personas que iban en la caravana que salió la semana pasada de San Pedro Sula y que fueron detenidas por las autoridades mexicanas en la frontera con Guatemala o decidieron retornar de forma voluntaria.

Los migrantes retornan vía aérea y terrestre al aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula y al Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) de Omoa, respectivamente.

Para muchos de ellos el viaje fue un camino al fracaso y llaman a sus compatriotas a no migrar de forma irregular, ya que, además de  sufrimiento, aseguran que las fronteras están bien resguardadas y si no se llevan los documentos en regla no pueden ingresar a México.

“Les digo a los hondureños que no traten de hacer eso; si se van, que traten de hacerlo legales, porque esas caminatas (caravanas) no son nada bueno”, aseguró Ever Guevara, quien llegó a Honduras en un vuelo de la Policía Federal mexicana.

“La verdad de las cosas, el camino es difícil, es difícil arriesgarse, porque usted sabe que hay muchos carteles en ese camino, hay mucho delincuente, maras y todo, que hasta los mismos paisanos lo matan a uno; entonces, mejor, si puede luchar acá, pues hay que luchar”, manifestó Alcides Rivera.

No van a cruzar

Por su parte, Marco Rodas aseguró que jamás volverá intentar migrar de forma irregular porque en la caravana le tocó un camino de sufrimiento.

“Lo complicado es la caminata, y el sufrimiento de aguantar hambre y estar cargando la muerte uno ahí. Yo no me volvería a ir, voy a trabajar en la agricultura en mi pueblo, que es lo que he hecho siempre”, añadió Rodas.

En los mismos términos se expresó Selvin Chacón, quien contó que se vio obligado a pedir en la calle para poder comer.

“No me volvería a ir jamás; arriesga mucho uno la vida y al final no se logra nada. Mejor no se vayan, porque realmente no se va a lograr lo que uno quiere, que es cruzar”, manifestó el migrante que llegó desde México a Omoa.

Mientras tanto, José Molina dijo que se arrepiente de haber emprendido la ruta migratoria y que le da gracias a Dios de regresar a su país sano y salvo.

“Es una experiencia muy dura, demasiado dura, se sufre en el camino, estoy arrepentido de haber caminado para allá; más bien, le doy gracias a Dios que salí sano y salvo. De aquí no vuelvo  salir, el que piensa irse que ni lo intente, se sufre mucho ahí”, manifestó.

“Ni loco regreso; aquí me quedo en mi país comiendo frijoles, aquí nadie se muere de hambre. No lo haga, que lo piense muy bien porque es triste perder la vida uno”, expresó Oswaldo Madrid.

De interés

Un total de 532 migrantes hondureños fueron retornados este miércoles desde México y Guatemala. Las autoridades migratorias esperan el retorno de 1.900 hondureños que salieron en caravana la semana pasada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *