Espacios seguros promueven paz y sana convivencia

Tegucigalpa, 27 de enero. Honduras hoy es un ejemplo para muchos países por haber alcanzado logros trascendentales en su lucha por recuperar la paz, como bajar la tasa de homicidios en un 50 por ciento y la de secuestros en un 90 por ciento.

Desde su primer día al frente del Ejecutivo, el presidente Juan Orlando Hernández tomó como prioridad devolverle la paz y la tranquilidad a los hondureños y por eso en 2014 inició  una cruzada contra el crimen organizado.

Entre 2009 y 2010 el país fue calificado como el más violento del mundo, pues registraba 90 muertes por cada 100.000 habitantes.

San Pedro Sula y Tegucigalpa se habían convertido en las ciudades más peligrosas del mundo, Honduras era el principal receptor de droga y el propósito del Gobierno era revertir estas cifras, lo que hoy es una realidad.

En efecto, se revirtió esa tendencia y la política de seguridad implementada por el Gobierno comenzó a dar resultados, al grado que se logró que los niveles de homicidios se ubiquen por debajo de los registrados en 2006, logrando bajar la tasa de homicidios en más del 50 por ciento.

Estos avances fueron calificados como un milagro por los Estados Unidos y hoy el país es un referente regional por las políticas de seguridad implementadas.

Un total de 46 municipios del país registraron durante 2019 cero índices de violencia; en otros 141 municipios el índice de homicidios es de entre uno y cinco por año, lo que demuestra que una buena parte del país no vive en altos índices de conflictividad.

Recuperación de espacios públicos
Además, a través del Gabinete de Prevención, Paz y Convivencia, el Gobierno impulsa acciones para prevenir la violencia, recuperación de espacios públicos; y promover la rehabilitación y reinserción de la niñez y la juventud.

Como parte del plan de recuperación de espacios públicos, el Gobierno ha construido 100 Parques para una Vida Mejor en lugares que antes eran refugio de maras o pandillas y que ahora son espacios donde las familias convergen en paz y seguridad.

Para 2020 el Gobierno hondureño anunció la construcción de 70 nuevos parques a nivel nacional.

A la recuperación de espacios públicos se le suman las actividades de prevención para promover la paz y la sana convivencia que han llegado a más de tres millones de personas.

De la misma manera se impulsan programas enfocados en los jóvenes como Miles de Manos, el cual ha llegado a más de 11.000  jóvenes, maestros y padres de familia que participan en jornadas de prevención de embarazos y salud sexual reproductiva.
Otra iniciativa encaminada a prevenir la violencia contra niños, niñas y adolescentes es la campaña Apapáchame, que ha llegado a más de 8.000 menores.

A esto se le suman los 67 Centros de Alcance Juvenil que han llegado a más de 42.000 niños y jóvenes que forman parte de una metodología basada en el uso creativo del tiempo libre, capacitación para el trabajo y refuerzo escolar.

A la par, la creación de la Policía Escolar, la cual busca proteger a maestros y alumnos del flagelo de maras, pandillas y otras organizaciones criminales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *