Presidente Hernández lanza Programa Honduras para la Juventud 2020

Tegucigalpa, 4 de marzo. El presidente Juan Orlando Hernández lanzó hoy el programa Honduras para la Juventud 2020, con un presupuesto de 120 millones de lempiras y encaminado al fortalecimiento de los centros educativos del país, y remarcó la decisión de su Gobierno de generar mayores y mejores oportunidades educativas para los jóvenes.

Al acto de lanzamiento del programa, que se realizó en Casa Presidencial, asistieron 250 alumnos y docentes de los centros educativos públicos más emblemáticos del Distrito Central y del departamento de Cortés, así como directores, consejeros, orientadores, miembros del Gobierno Estudiantil y de excelencia académica, así como técnicos en prevención del Programa Presidencial Con Chamba Vivís Mejor.

4 03

El Programa Presidencial Honduras para la Juventud se crea con el propósito de brindar un apoyo al sector educativo, especialmente a los estudiantes de educación media.

De 2015 a la fecha se invirtieron más de 88 millones de lempiras en el mejoramiento de centros emblemáticos del Distrito Central, a través del proyecto de Fortalecimiento a Centros Educativos, y solo para 2020 hay una asignación de 120 millones de lempiras, incluyendo ahora a Cortés.

De esos 88 millones de lempiras, 61.4 millones fueron para infraestructura escolar, 8.9 millones para pupitres, pizarras, instrumentos musicales, equipamiento de las direcciones de estos institutos, 18,2 millones para equipo de laboratorios de computación y 20 millones de lempiras para Bono Estudiantil.

Apoyo de comunidad educativa

El director del Instituto Jesús Milla Selva, de la capital, Anahel Hernández, dijo que «es muy importante el título del programa, Honduras para la Juventud, y hoy le decimos al presidente: gracias por apoyar a nuestros jóvenes y esta es la gente que siempre debemos apoyar».

Refirió que con este tipo de ayuda educativa «las autoridades del país le están apostando a que no estemos allá escondidos, a que salgamos a recibir educación y formemos mejores generaciones para vivir en paz y tranquilidad en nuestro amada nación, Honduras».

La madre de familia Miriam Bonilla, en representación del Instituto José Trinidad Reyes de San Pedro Sula, destacó que «se ha visto un gran trabajo en favor de la educación y vemos que sí podemos hacer más, que sí se puede. Lo hemos experimentado y agradecemos todo esto en favor de nuestros estudiantes. Lo que ustedes están haciendo se ve y lo agradecemos».

El estudiante del Instituto Gabriela Núñez Junior García, en representación del Gobierno Estudiantil, reconoció que «en este programa logramos desenvolvernos mucho en la iglesia y en el colegio, y agradecemos, presidente, por apoyar a la juventud y la educación».

El mejor legado, la educación

El presidente Hernández resaltó que el mejor legado que un padre de familia puede dejar a sus hijos es la educación.

«Cuando uno ya tiene hijos, ¿cuál es el elemento más importante que podemos dejar a la juventud? Y todos sabemos que es que queden bien preparados para afrontar la vida y en eso tiene que ver mucho la buena educación», señaló.

Elogió el papel de los maestros porque «lo que un docente impacta en la vida de un alumno no tiene precio. Es algo que no se puede valorar. Y de allí aprendemos a gestionar, administrar por medio de los maestros y eso es algo que resulta imposible poder valorar».

A veces, comentó, «los padres no apreciamos o no valoramos lo que los docentes hacen. En mi vida el profesor Osmín Mejía hizo lo necesario para que pudiésemos aprender al máximo y por eso los padres debemos apoyar a los docentes».

«Me encanta este programa porque conjunta todos los elementos que forman un buen ser humano, la educación, los valores, los programas de apoyo y más. Es un punto que debemos tomar muy en cuenta, en especial cuando se deben cuidar los bienes de los centros y mantenerlos en buenas condiciones», dijo.

50.000 bonos, 10.000 pupitres…

El titular del Ejecutivo, al desglosar el programa, manifestó que «cuándo se había visto en un solo paquete 50.000 bonos estudiantiles, 20.000 resmas de papel, 10.000 pupitres, 100 fotocopiadoras, reformas a infraestructuras. Todo junto para impactar en los que son el futuro de nuestra Honduras, los jóvenes».

Hernández dijo que también se debe incluir a los docentes, «y por eso creamos el Programa de Alivio de Deudas y ha sido un gran apoyo para que un maestro que no siente la presión económica pueda enseñar y educar en mejor forma».

Recordó que se ha hecho «un esfuerzo importante con el Programa Presidencial de Becas 20/20 y nuestros estudiantes están llegando a más de cuatro continentes y a las universidades de mayor prestigio en el mundo, porque necesitamos eso en el mundo globalizado de hoy en día».

«Estamos invirtiendo más de 1.500 millones de lempiras en becas para aquellos estudiantes que no pueden costear sus estudios en el extranjero», indicó el gobernante.

También destacó que «antes en la Escuela Agrícola El Zamorano había más estudiantes de Ecuador y de otros países que hondureños, pero cuando decidimos apoyar a nuestros estudiantes y jóvenes hoy podemos decir con satisfacción que con dineros del pueblo hondureño hoy el país que más matrícula tiene es Honduras».

Sí se podía

Hernández recordó que en varias ocasiones le dijeron que no se iba a poder ayudar o trabajar a favor de Honduras.

«Hoy Honduras tiene una hoja de ruta y a los jóvenes solo les digo: que nadie les diga que no se puede. A mí me dijeron que no se podía cerrar el Centro Penal de San Pedro Sula, que no podíamos dejar de ser el país más peligroso del mundo, y al cerrar el Centro Penal y bajar la tasa de homicidios en más del 50 % y la de secuestros en 90 %, les digo a aquellos que decían que no se podía: ¿verdad que sí se podía?», manifestó el mandatario.

«Estamos construyendo el país con las mejores carreteras de Centroamérica», añadió, «y no sólo es para que andemos a mayor velocidad, es para que mejore la economía; hemos recuperado el valor de Puerto Cortés, me decían que no se podía construir Palmerola y estará listo el próximo año, y entonces hoy puedo decir a los que ven la mitad del vaso medio vacía: ¿verdad que sí se podía?».

Recordó que «algunos me criticaron porque decían que yo andaba modelando en una pasarela en Copenhague, pero, hoy en día, hace 22 días se empezó a construir la planta más grande de la ropa Nike en Honduras y eso fue gracias a esa gestión que hicimos en ese evento de modas. Y a los que me hicieron memes sobre esa actividad hoy les digo: ¿verdad que sí se podía?».

«A veces uno se pone muchas limitaciones. El ser humano puede hacer muchas cosas extraordinarias y a veces se ocupa compromiso y educación. Por principios y valores, por identidad. Quien les habla es una persona de aldea y mis padres se preocuparon para que nosotros como hijos recibiéramos la mejor educación», apuntó Hernández.

Cerca de la juventud

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, afirmó que «estamos ante un programa de ayuda que permite que le demos la atención debida a la juventud de Honduras. Esperamos que la iniciativa Honduras para la Juventud nos permita estar cerca y trabajar para ustedes, los jóvenes».

El director del nuevo programa, Feryd Bascha, aseguró que «se está trabajando en asistencia para la juventud. Queremos evitar la deserción y le apostamos al desarrollo de Honduras. Estamos trabajando en infraestructura y se han invertido en cuatro años no menos de 120 millones de lempiras».

Objetivos del programa

Honduras para la Juventud tiene como propósito fomentar la educación y contribuir a reducir la deserción estudiantil de los jóvenes en situación de pobreza o pobreza extrema del sistema educativo público comprendido desde el séptimo grado hasta el undécimo grado.

El programa coordinará la entrega del Bono de Fomento Estudiantil, que será anual y está dirigido a las familias de los estudiantes para sufragar necesidades básicas de los mismos con el fin de garantizar su asistencia a clases.

Además, establecer los fondos destinados al apoyo de la adquisición de materiales y guías educativas y a la movilización de los estudiantes beneficiarios, cuyo mecanismo será determinado por las instituciones ejecutoras a cargo del programa.

Asimismo, ejecutar las acciones para el desarrollo de centros educativos y de programas especiales de actividades extracurriculares a través de actividades culturales, artísticas, deportivas y aquellas que fortalezcan la formación de habilidades para la vida de los jóvenes.

Además de las instituciones que conforman el programa, se tiene estipulado trabajar de manera paralela con padres de familia (como veedores sociales), personal docente y administrativo de cada centro educativo focalizado y gobiernos estudiantiles (jóvenes organizados).

El programa está conformado por las siguientes instituciones: Secretaría de la Presidencia, Secretaría de Educación, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social, Secretaría de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento, Instituto Nacional de la Juventud y el Programa Presidencial Becas 20/20.

Para 2020 se cuenta con un presupuesto de 120 millones de lempiras, para atender las necesidades que estos centros tienen en cuanto a actividades extracurriculares, deportivas y culturales e incentivar al estudiantado a continuar sus estudios a través del equipamiento de mobiliario en estos centros educativos.

De interés

1. Adicionalmente, se continuará con el apoyo de Sedecoas en infraestructura escolar, el bono estudiantil que entrega el Programa Presidencial Becas 20/20 y las oportunidades de empleo que el programa Con Chamba Vivís Mejor han brindado para beneficio de estos jóvenes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *